Peregraciònes

La raiz de la peregrinación cristiana se encuentran en ilustres ejemplos bíblicos, desde Adan que debe abandonar el Edén, y Abrahams.Isaac y Jacob que peregrinaron sin un hogar, o como el pueblo de Israel que vago en el desierto.

A pesar de todo permanece fuertemente la imagen de la peregrinación como experiencia en la cual es posible afirmar y valorizar la apartenecia a la iglesia, se nota que la peregrinación es vivida como una experiencia subjetiva a través de la cual se buscan los propios valores de apartenencia, y establece nuevas relaciones abriendose al mundo que lo rodea. La posibilidad de hacer una pausa en la propia cotidianidad y crear un espacio de reflexión personal son más factores que indican el porqué de llevar a cabo una peregrinación.
La peregrinación, es una experiencia llena de esperanza y de alegría, de consolación y de confort,de consolidación de la fé y de dedicación a la caridad, una experiencia que impulsa y construye al creyente hacia la santidad de la vida. Brota del corazón del creyente, como el camino en busqueda de Dios, de su Gracia y de su misericordia, de sus infinitos dones, como el camino hacia la conversión y para una fiel secuela de Cristo, cada peregrinación es una maravillosa parábola de la vida,de la vida cristiana, en particular a través de la experiencia autentica de la peregrinación y de su gracia.
La peregrinación es una experiencia que nos lleva cambiar y mover el cuerpo, pero el movimiento externo no es suficiente sino es acompañado de un movimiento interior. El viaje interior es una experiencia que abarca a todo tipo de peregrinaciónes. El tema del viaje interior es importante para lograr que nuestros itinerarios sean diferentes desde la variedad de ofertas desde el turismo que muchas veces no dan la posibilidad de hacer una experiencia interior, desde el corazón para buscar uno mismo la diferencia entre Dios y el mundo.

  • Francia
  • Italia
  • Medjugorje
  • Portugual
  • Rome
  • Turquía

Suscríbete al boletín gratuito